Más allá de ceros y unos – Andrew Smart

Categoría:

Descripción

MÁS ALLÁ DE CEROS Y UNOS – RESUMEN

 

1 Cap 0001: Basilea Suiza

AS inicia el capítulo 1 con dos citas que parecen anticipar la idea principal del libro:

William Blake: “Si desapareciesen las puertas de la percepción, el hombre vería todo exactamente como es: infinito”.

Rita Dove: “No es el fin del mundo; sólo del mundo que crees conocer”.

 

Inicia el capítulo contando cómo en 1943, y de modo fortuito, el químico orgánico Albert Hofmann descubrió los efectos producidos por los alcaloides del hongo cornezuelo, del que se deriva el LSD.

 

Indica a continuación que escribió el libro en Basilea, investigando en el mismo edificio en el que Hofmann había protagonizado “su histórico y psicodélico experimento”, recordando también que fue en Basilea donde Nietzche fue profesor universitario y donde escribió alguno de sus grandes trabajos.

 

Anuncia que el libro “es la historia de una línea de investigación filosófica que comienza en Basilea y que concluye con Nietzche, Hofmann, la molécula del LSD, alucinaciones, números binarios, consciencia y la denominada superinteligencia”.

 

AS describe luego el campo de pensamiento que ha surgido en los últimos años en torno a la revolución digital y las promesas de la inteligencia artificial, destacando a sus referentes principales:  Ray Kurzweil, ingeniero jefe de Google, Martine Rothblatt, Luke Muehlhauser o el filósofo sueco Nick Bostrom, entre otros.

 

Estos autores coinciden en la disrupción que producirá la aparición de la superinteligencia en los próximos años (la “Inteligencia General Artificial, AGI en sus siglas en inglés), momento al que denominan la “singularidad”. Los vaticinios de fecha varían entre 2045, 2075 o 2100, según los diversos autores. En dicho momento, las máquinas serán más capaces que los humanos y los superarán en todos los campos, tal como hoy los humanos superamos al resto de especies (Leer frase cita de Luke Muehlhauser al final de pág. 16) Es una hipótesis que abre diversas derivadas, como el posible fin de la raza humana a mano de las propias máquinas o el claro efecto de desempleo masivo que irá produciendo el desarrollo progresivo de la inteligencia artificial.

 

AS destaca que ninguno de los autores de esta corriente considera necesaria la disposición de consciencia por parte de las máquinas para alcanzar la superinteligencia, como si fuese una cualidad innecesaria. Por el contrario, AS deja clara su posición, indicando que la consciencia es la clave del principio organizativo fundamental del cerebro y que ninguna máquina podrá ser realmente inteligente sin ella. Indica que la consciencia humana no es un fenómeno inútil, sino que conlleva una ventaja adaptativa real. Para defender su postura, AS cita al neurocientífico Duke Miguel Nicoleles (ver cita en pág. 18) Destaca luego que uno de los objetivos del libro es “tomarse en serio la posibilidad de la existencia de una consciencia artificial, ofreciendo algunas respuestas y planteando algunas preguntas”.

 

El problema de la consciencia de las máquinas conlleva adentrarse en otros 2 problemas: el Problema Mente-Cuerpo y el Problema de las Otras Mentes. A este respecto, AS trae a colación los efectos del LSD como modo de indicar la presencia de consciencia al ser capaz de cambiar su estado y ponerla así en evidencia. Destaca que hay un retorno a la investigación en torno a esta substancia y plantea que es necesario que las investigaciones sobre superinteligencia la tengan en cuenta.

 

Los defensores de las posibilidades de la IA basada en algoritmos y principios computacionales creen que el simple desarrollo en esta línea permitirá alcanzar la superinteligencia, y ponen como ejemplo algunos proyectos como la Máquina Göel o los algoritmos de Deep Mind, adquirido recientemente por Google (ver pag 23)

 

AS anuncia que se centrará en el análisis (y el desmontaje) de 3 supuestos de los defensores de la superinteligencia computacional, a saber

  • La teoría computacional, que cree que los cerebros y los ordenadores funcionan en base a cómputos y algoritmos
  • El supuesto de que la consciencia no es importante para la superinteligencia
  • El supuesto de que la información es una base concreta subyacente de la realidad, por lo que puede utilizarse para explicar fenómenos físicos como la consciencia humana (a este discurso, AS lo llama Teoría Informativa del Todo)

 

Leer hipótesis del autor respondiendo a estos supuestos en pág 25 y pág 26

 

La línea argumental de AS es que la consciencia es una forma de alucinación, es decir, una determinada lectura de la realidad, basada en una selección parcial de inputs, como el efecto de drogas tipo el LSD lo demuestra. Nuestro cerebro no se basa por tanto en algoritmos. Y los datos no son hechos concretos de la realidad, sino una interpretación cultural de nuestro entorno.

 

AS destaca que uno de los impulsos que lo llevó a escribir este libro fue lo que él llama la “ideología digital” y la posibilidad de existencia de una máquina consciente. Confiesa a que a medida que avanzó con su investigación se fue sumergiendo en una mayor confusión, y destaca que la confusión es la base de la curiosidad, por lo que espera que también los lectores se sumerjan en ella tras su lectura.  Indica que el libro se dirige al gran público, y por tanto apela a un lenguaje simple.

 

AS denuncia que el avance de la tecnología y el Big Data están incrementando la burocracia en vez de simplificarla, y sólo beneficia a los dueños de la economía, dejando a los trabajadores corrientes desamparados y perdidos ante un escenario de incremento de la desigualdad.

 

AS denuncia también la formación de una ideología mainstream basada en el elogio de la digitalización como única vía posible. Esta ideología digital encaja bien con el supuesto de que la inteligencia humana se basa en principios computacionales y algoritmos.

 

La dificultad para comprender la posible consciencia de las máquinas es que aún no comprendemos la consciencia humana. AS refiere las ideas de Penrose, Nicolelis, Duke o Perlovsky al respecto, que ponen en duda las bases computacionales del cerebro. Vuelve a citar el LSD: leer frase en pag 32.

 

AS defiende la visión de KANT, que considera que nuestra percepción del mundo es sintética, es decir, construimos una representación “basada en hechos reales” pero selectiva y parcial. Nuestra experiencia del mundo es una forma de alucinación, lo que algunos filósofos llaman “subjetividad irreductible”. Leer frase pag 34.

 

PREGUNTA #1a:

¿Con qué posición estás, con Ray Kurzweil o con Andrew Smart?

 

PREGUNTA #1b:

Sí una superinteligencia requiere un punto de vista y subjetividad, es decir consciencia e ¿individualidad… ¿Para qué tenemos necesidad de desarrollarla? ¿No corremos el riesgo de crear una punto de vista y una subjetividad que nos confronte y se oponga a nosotros?

 

2 Cap 0010: Lund, Suecia

En este capítulo, AS narra su experiencia de consumo de LSD realizada junto a unos amigos en Suecia, en 1999. Leer las citas iniciales, muy relevantes, pag. 37.

 

AS cuenta cómo el LSD dejó de ser materia de estudio desde su consideración como sustancia peligrosa por parte de EEUU y las publicidades contra su uso causaron siempre una enorme impresión en él, generándole muchísimo miedo. Sin embargo, la lectura del “excelente libro de Albert Hofmann, LSD: Mi hijo monstruo” disipó sus mitos sobre la droga. Esta circunstancia, sumada a la confianza en la pareja de amigos anfitriones, le permitió hacer la prueba de consumirlo. Uno de ellos Robert, estaba también experimentando con LSD por aquel entonces.

 

Una de las claves que le dio Robert fue no resistirse a sus efectos y dejarse llevar, ya que de lo contrario podría sufrir un “mal viaje”.

AS cuenta como su percepción de la realidad fue cambiando. Leer todo el relato desde final pag 4 hasta principio pag 47.

 

AS considera que las visiones que tuvo fueron “hechos reales que tuvieron lugar en su cerebro como respuesta combinada al mundo, a mis percepciones, a mis pensamientos, a mis sentimientos y a la droga”. Podría decirse que la consciencia es una determinada puesta en escena construida a partir de los estímulos recibidos. “El LSD parece darte la oportunidad de ver tu propia consciencia y estudiarla desde el exterior de tí mismo”, segun AS.

 

PREGUNTA #2a:

¿Qué es la consciencia para ti?

 

PREGUNTA #2b:

¿Has probado alucinógenos alguna vez? ¿Experimentaste otros estados de consciencia?

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Más allá de ceros y unos – Andrew Smart”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Smart Readers Galapagar S.L.U. .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Informática Asopo S.L.U..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Publicar comentario